Satirión

SATIRIÓN

1.- Nombre científico: Orchis morio.


2.- Otros nombres comunes: Amor de dama, cojón de perro, compañón, sanjuan morado, serapia, testículo de perro.


3.- Partes de la planta de uso médico: Los tubérculos hijos.


4.- Descripción de la planta: Cuando se trata de varias especies, incluso en número elevado, que sirven como una misma planta medicinal, es difícil dar una descripción de ésta. De todas maneras intentaremos describir en su conjunto a las especies europeas de orquídeas. Son plantas vivaces de tamaño medio que llevan enterrado un bulbo ovalado o dividido. Echan tallos desnudos y hojas suculentas sobre la superficie, y sus flores se disponen en los extremos de los tallos en espigas erguidas. Muchas veces son éstas grandes y con un labelo de vivos colores.


5.- Época de floración: Durante toda la primavera.


6.- Presencia: En prados, matorrales y en bosques, según cada especie.


7.- Sustancias activas: Los principales componentes de esta planta son los mucílagos, razón por la cual se la emplea. Constituyen hasta el 55% de la planta. El almidón, la proteína, el azúcar, algo de grasa y diversos minerales deben considerarse simplemente como sustancias acompañantes.


8.- Acción curativa y uso: El principio curativo de todas las plantas ricas en mucílagos es la eliminación de la irritación por el acolchado de las mucosas inflamadas con el mucílago. Por esta razón el satirión es adecuado para el tratamiento de diarreas y las irritaciones del estómago e intestino. Los niños pequeños en particular responden muy bien a este tratamiento. Se utiliza también como acompañante de diversos medicamentos que tienen un sabor muy malo o que resultan irritativos. Los tubérculos, especialmente los hijos, se consideraban en la antigüedad como afrodisiacos debido a su forma, que recuerda a los testículos humanos o animales, y también por la teoría de las similitudes según la cual la forma y el color de las cosas indican para qué sirven. Se creía que el consumo de los bulbos aumentaba la potencia, pero esto no es más que una superstición. Sin embargo, lo que sí ya tiene cierta base de justificación es el uso de la planta contra la tos, las inflamaciones bucofaríngeas, la gingivitis y las úlceras y tumores, en estos dos últimos casos en forma de apósito.


9.- Recolección y preparación: En Centroeuropa las orquídeas se han vuelto tan raras que ha sido necesario protegerlas legalmente, no concediéndose permisos de ningún tipo para su recolección. Antes se cogían los bulbos durante la época de floración. Se tomaban los bulbos firmes, se les quitaban las partes lignificadas y se les dejaba en agua, que posteriormente se calentaba hasta la ebullición. Se colaba al cabo de 3 ó 5 minutos y se lavaban con agua fría. Se les desecaba a continuación en secaderos de calor artificial (de 50 a 60ºC). Los bulbos de satirión se importan actualmente de Asia Menor, Grecia, Persia, Rumania, Rusia y los países balcánicos.


10.- Efectos secundarios: Carece de los mismos y también el consumo de los tubérculos frescos es inofensivo. Sin embargo, no deberán utilizarse las partes aéreas de la planta, pues pueden producir dolor de estómago.


11.- Recetas:
Mucílago de satirión: Se mezcla en una botella 2 g de bulbos de satirión molidos, con 2 g de alcohol puro. Se añaden después 20 g de agua hirviendo y se agita vigorosamente. Hay que hacerlo hasta que no se vea ni la más mínima burbuja. Se completa a continuación con 196 g de agua hirviendo, con lo cual se obtienen 200 g de mucílago. Debe utilizarse de inmediato, pues no se conserva mucho tiempo. En caso de diarrea hay que administrar 1 cucharadita de 3 a 5 veces al día y cuando se produzcan irritaciones en el estómago aumentar al triple la dosis.