Sanicula

SANÍCULA

1.- Nombre científico: Sanicula europaea.


2.- Otros nombres comunes: Hierba de San Lorenzo.


3.- Partes de la planta de uso médico: La hierba y la raíz.


4.- Descripción de la planta: Se trata de una umbelífera vivaz que alcanza una altura comprendida entre los 20 y los 50 cm. Se fija al suelo mediante un corto rizoma de color pardo provisto de delgadas raicillas. Las hojas tienen un largo pedúnculo, se sitúan en la base de la planta, son de forma lobulada y con el borde aserrado. La parte superior carece de hojas, siendo lo más que aparecen 1 ó 2 hojitas sin pedúnculo. El vértice del tallo se ramifica en la región de floración y forma de 1 a 5 umbelas con pequeñas flores blancas o rojizas.


5.- Época de floración: A finales de la primavera.


6.- Presencia: En bosques caducifolios ricos en humus, en matorrales, umbrías y lugares húmedos, predominantemente de zonas montañosas.


7.- Sustancias activas: Tanto en las raíces como en la hierba hay saponina, taninos, principios amargos y algunos aceites esenciales. En la hierba hay además vitamina C y alantoina, que desempeña sin duda alguna un papel importante en las propiedades globales de la planta.


8.- Acción curativa y uso: Comparte el destino de muchas otras plantas medicinales que contienen principios amargos, taninos y saponina. Existe gran cantidad de ellas, de las que la ciencia solamente ha seleccionado a unas pocas para estudiarlas con más detalle. La sanícula aparece sólo de modo ocasional en algunos tés depurativos, o utilizada para el estómago. En la medicina popular, sin embargo, se la emplea con más frecuencia, siendo las indicaciones los trastornos gastrointestinales, los dolores de la menstruación, las hemorragias renales y la disentería. También se la usa como remedio mucolítico y expectorante contra la tos, debido a su contenido en saponina y también para combatir las inflamaciones en las encías y en la cavidad bucofaríngea, en forma de enjuagues y gargarismos. Son también muy apreciados los apósitos y los lavados de exantemas, úlceras, magullamientos y luxaciones. La eficacia en estos casos se debe a la acción de la alantoina y con toda seguridad a la de los taninos. Se utiliza tanto la hierba como la raíz, con frecuencia ambas cosas juntas.


9.- Consejo particular: Un infusión que da excelentes resultados como remedio contra las flatulencias y la diarrea es la formada por sanícula, alcaravea, menta piperita y frutos de hinojo, en la proporción 2:2:2:1. La dosis correcta es 1 taza 2 veces al día, a ser posible sin endulzar.


9.- Recolección y preparación: Se recolecta la hierba durante la época de floración junto con las hojas basales y atándola en manojos se deja secar en un lugar sombreado. El rizoma con las raicillas se desentierra en otoño, se lava y se seca a la sombra.


10.- Efectos secundarios: No son de temer si no hay sobredosis.


11.- Recetas:
Té de sanícula: Se vierte 1/4 de litro de agua hirviendo sobre 2 cucharaditas llenas de sanícula y se deja reposar durante 10 minutos. Una vez colada se la puede ya utilizar para preparar apósitos, hacer lavados, gargarismos o enjuagues, así como para el uso interno: 1 taza del té 2 veces al día.