Pulsatilla

PULSATILLA

1.- Nombre científico: Pulsatilla vulgaris.


2.- Otros nombres comunes: Flor de pascua, flor de viento, sangre del danés.


3.- Partes de la planta de uso médico: La hierba.


4.- Descripción de la planta: Es una de las plantas más hermosas de la primavera. Se trata de una especie vivaz que aparece temprano en la temporada, de un vigoroso rizoma que se hunde vertical en el suelo, con uno o varios tallos erguidos que pueden alcanzar una altura de hasta 25 cm. Son tomentosos y llevan en su extremo una gran flor campaniforme con numerosos estambres amarillos rodeados de pétalos cubiertos de un tomento plateado. Lleva en roseta hojas largamente pecioladas y pinnadas con entrantes irregulares, que en la fase joven están asímismo cubiertos de pelos.


5.- Época de floración: Desde finales del invierno hasta bien entrada la primavera.


6.- Presencia: Esta especie protegida legalmente crece en superficies herbáceas soleadas, en brezales esteparios y en pendientes. Está prohibida su recolección.


7.- Sustancias activas: Sustancias muy irritantes para la piel, glicósidos, taninos, resinas, saponinas, sustancias antibióticas (protoanemonina y anemonina).


8.- Utilización en homeopatía: El homeopático "Pulsatilla" se prepara con la planta fresca recolectada durante la floración. Mientras que debido a su gran toxicidad apenas se la emplea en medicina (tampoco en la popular), no ocurre lo mismo en forma de homeopático, donde se usa muy frecuentemente y contra multitud de males. Entre sus indicaciones se tienen los estados depresivos, en especial en muchachas jóvenes, dolores de cabeza acompañados de trastornos gástricos e irregularidades en el período, jaqueca, dolores de estómago e intestinales, afecciones biliares, hepáticas, vesiculares y renales, así como todo tipo de enfriamientos (de oído, nariz, garganta, laringe, bronquios). Actúa también positivamente sobre la piel en los casos de eczemas y urticarias. Las varices, el reuma y la gota se cuentan asímismo entre las indicaciones de este homeopático tan popular. Resultan también notables las dosis. Las enfermedades agudas se tratan con las potencias D4 a D12 mientras que las alteraciones crónicas con la D30.


9.- Efectos secundarios: La pulsatilla es una planta muy tóxica que no debe utilizarse salvo en las diluciones homeopáticas que se han indicado. Los productos caústicos que contienen los ejemplares frescos son tan fuertes, que al contacto con la piel, aunque sea durante muy poco tiempo, causan ampollas. Su acción sobre las mucosas es igualmente intensa.