Polígala

POLÍGALA

1.- Nombre científico: Polygala amara.


2.- Otros nombres comunes: Hierba de leche, polígala amarga.


3.- Partes de la planta de uso médico: Toda la planta en flor (con las raíces).


4.- Descripción de la planta: De una raíz múltiple se desarrollan varios tallos erguidos de hasta 20 cm de alto, que no se ramifican. Las hojas forman en la base una roseta aparente, y adquieren en el tallo una forma estrecha disminuyendo también de tamaño al ir subiendo por el mismo. En el vértice de los tallos se disponen las flores agrupadas en racimos y protegidas por pequeñas brácteas. Los pétalos de 5 a 7 mm de largo son ovalados. El anterior lleva un apéndice lobulado y los laterales son alados y llevan venas oscuras por fuera. Las flores suelen ser de color azul, más raras veces roja, y en ocasiones blancas.


5.- Época de floración: Desde mediados de la primavera hasta mediados del verano.


6.- Presencia: Prefiere lugares húmedos en bosquetes claros, bordes de camino y linderos, aunque vive también en pendientes secas, praderas y matorrales.


7.- Sustancias activas: Saponina, principios amargos, aceite esencial, taninos.


8.- Acción curativa y uso: Los principios activos que contiene son muy similares a los de la especie exótica senega, aunque la medicina académica utiliza la planta mucho menos que la mencionada especie foránea. Muy pocas infusiones o remedios contra la tos la incluyen. Solamente en los llamados depurativos de la sangre aparece con más frecuencia. Esto se debe a sus propiedades diuréticas. Se la usaba antes para estimular la secreción de leche, aunque la eficacia es bastante incierta. Se la considera en la medicina popular como un buen remedio contra la tos, el asma, las afecciones pulmonares, las dolencias del estómago y la falta de apetito. Ya que estimula a todo el metabolismo se la usa para la hidropesía, el riñón, el reuma y la gota. Las flores maceradas en vino hacen que la mujer vuelva a dar leche. Antiguamente se empleaba también la hierba triturada para apósitos sobre abscesos, exantemas y heridas. Se cree actualmente que esta especie posee propiedades fungicidas y también una acción antibiótica.


9.- Utilización en homeopatía: Debido a su gran parecido con la senega, la homeopatía emplea la polígala (el homeopático preparado a partir de la planta fresca se llama "Polygala amara") como remedio contra la tos, en especial en los ancianos a los que la expectoración del mucílago bronquial denso les causa molestias. Se la usa en ocasiones para mitigar los ataques de tos en los enfermos de tos ferina, junto con avena y valeriana, aunque también en estos casos la homeopatía prefiere a la senega.


10.- Recolección y preparación: La hierba se recolecta cuando está en flor, se limpian las raíces de la tierra que llevan adherida y se deja secar en un lugar ventilado a la sombra o al sol.


11.- Efectos secundarios: Son solo de temer cuando se toman sobredosis, ya que todas las plantas con saponina irritan el estómago, el intestino y los riñones.


12.- Recetas:
Té de polígala: Se vierte 1/4 de litro de agua fría por encima de 2 cucharaditas llenas de hierba muy picada, junto con las raíces, se caliente hasta la ebullición y se cuela al cabo de un minuto. Hay que beber lentamente y a sorbos 1 taza de 2 a 3 veces al día (contra la tos endulzando con miel). Este té se usa naturalmente como estimulante de la secreción láctea.