Nogal

NOGAL

1.- Nombre científico: Juglans regia.


2.- Otros nombres comunes: Anogal, carriona, cascarón, concho, coscol, cuca, matamadres, nocedo, nuecero, ñozal.


3.- Partes de la planta de uso médico: Las hojas.


4.- Descripción de la planta: Aunque el nogal es un árbol muy frecuente no se le puede designar como silvestre en Centroeuropa. Se le cultiva y llega a alcanzar una altura de 20 metros. Su aspecto general difiere de un ejemplar a otro, si bien desarrolla por regla general una copa amplia. Las hojas son pinnadas impares y miden 40 cm de largo. Cuando son jóvenes y a consecuencia de la pilosidad glandular que las recubre son pegajosas, volviéndose después lisas. Los foliolos son ovalado-alargados, acaban en una breve punta y su borde es entero. El foliolo terminar es de mayor tamaño que los otros. Los frutos verdes contienen en su interior las conocidas nueces.


5.- Época de floración: A principios de la primavera, si bien los frutos aparecen en otoño.


6.- Presencia: Crece desde el nivel del mar hasta zonas de alta montaña, en bosques templados y húmedos. Se encuentra ampliamente distribuido por toda la zona templada del hemisferio norte.


7.- Sustancias activas: Taninos, aceite esencial, juglona, que es activa contra la micosis, y flavonoides son los principales componentes de esta planta.


8.- Acción curativa y uso: Las hojas de nogal contienen tanino y en consecuencia se las emplea en el tratamiento de mucosas inflamadas. La mucosa intestinal irritada por la diarrea, la gastritis, las inflamaciones en la boca, las encías y la faringitis, e incluso las oftalmías son los campos de aplicación de las hojas de nogal. Pero esta planta resulta especialmente indicada para el tratamiento de las enfermedades cutáneas más diversas, tales como eczemas, acné o los daños producidos por la helada. Se la utiliza tanto para uso interno como externo en forma de té. A las chicas jóvenes que padecen acné y tienen dificultades con el período se las da, en lugar del té, la planta pulverizada y mezclada con miel o compota. En los baños contra hemorroides son muy apreciadas las decocciones con esta planta. Antes de preparar éstas se mezcla en ocasiones la planta con una cantidad igual de corteza de roble. Para preparar 1 litro se necesita 1 cucharada de esta mezcla.


9.- Recolección y preparación: Para fines medicinales se utilizan las hojas, que han de recolectarse con buen tiempo al principio del verano. Se las debe secar rápidamente al aire.


10.- Efectos secundarios: Los pacientes de estómago delicado no toleran a veces las plantas que contienen tanino. Les ocasionan malestar y vómitos. Por lo demás no son de temer efectos secundarios.


11.- Recetas:
Té de hojas de nogal: Se mezclan 2 cucharaditas de hojas muy picadas con 1/4 de litro de agua fría, se lleva a ebullición y se deja cocer por espacio de 3 ó 5 minutos. Después de colado se le puede utilizar. La dosis correcta para uso interno es 1 taza de 2 a 3 veces al día. Para gargarismos, enjuagues, lavados de ojos y baños para afecciones cutáneas y hemorroides es recomendable una dilución del té con una cantidad igual de manzanilla.