Milenrama

MILENRAMA

1.- Nombre científico: Achillea millefolium.


2.- Otros nombres comunes: Abrofia, altarreina, aquilea, artemisa bastarda, balsamina, cañimana, celestina, cientoenrama, filigrana, flor de la pluma, flor del soldado, flor de pujo, hierba de Aquiles, hierba de los carpinteros, hierba de los cortes, hierba del soldado, hierba meona, manzanilla de Moncayo, meona, milefolio, milhojas, pelo de burro, perejil bravío, rabo de gato, real de oro, siempreverde, triaca.


3.- Partes de la planta de uso médico: Toda la hierba en flor (sin las raíces). En las farmacias se prescinde de las partes mas gruesas del tallo. En ocasiones usan asímismo las flores.


4.- Descripción de la planta: Es una compuesta de rizoma reptante del que se desarrolla primero una roseta de hojas y más tarde los brotes florales. El tallo cilíndrico es medular por dentro y desnudo o pubescente por fuera, según la altura. Alcanza de 20 a 50 cm de alto, lleva hojas pinnadas (2 ó 3) y forma en su parte superior inflorescencias agrupadas en falsas umbelas. Los flósculos centrales de las cabezuelas son blancos o amarillentos, mientras que los marginales son blancos, de color rosa o rojo intenso.


5.- Época de floración: Durante todo el verano y hasta bien entrado el otoño.


6.- Presencia: Originaria de toda Europa, crece en los prados y al borde de los caminos y de los campos de cultivo. Es una planta frugal, resistente contra el calor y el frío y que no tiene especiales exigencias en cuanto al suelo. Evita solamente los suelos mojados o muy húmedos.


7.- Sustancias activas: Principios amargos (aquileina), aceite esencial (con azulenogeneno, camazuleno), taninos, resinas, inulina, asparragina, goma y diversos minerales (especialmente potasio). La clorofila de esta planta contiene una sustancia que es similar a la vitamina A.


8.- Acción curativa y uso: El aceite esencial y los principios amargos hacen de la milenrama un producto amargo aromático, lo cual justifica su uso como estomacal, para estimular el apetito y contra los trastornos intestinales y biliares. El aceite esencial que contiene azuleno actúa además como desinfectante, antiinflamatorio y espasmolítico. El elevado contenido en potasio estimula la actividad de los riñones, lo cual hace que la milenrama, por lo general en infusiones mixtas, resulte muy indicada para las curas de primavera y de otoño. Tiene también la propiedad de cortar las hemorragias internas y externas (pulmones, intestino, nariz, útero, riñones). Una decocción de la planta es asímismo muy apropiada para el tratamiento de las heridas. Los baños de milenrama complementan el uso interno. Por lo tanto la milenrama es, sin duda alguna, una planta medicinal muy valiosa, aunque no hay que sobrevalorarla pues para las afecciones mencionadas existen en el reino vegetal muchas otras especies, con frecuencia más eficaces. En los tés mixtos, por el contrario, es un componente de gran utilidad. Para los trastornos gastrointestinales y biliares resulta muy recomendable la siguiente mezcla: milenrama 30 gramos, manzanilla 50 gramos, y menta piperita 50 gramos. El modo de preparación es el mismo que el del té de milenrama (explicado más abajo en la sección de recetas). En los tés depurativos, para la tos y los enfriamientos, el uso de la milenrama queda perfectamente justificado porque sus componentes refuerzan la acción de otras plantas medicinales y actúan además como tonificantes. De todas maneras, el principal campo de aplicación de esta especie es la parametropatía espástica de chicas jóvenes y mujeres. Los síntomas son dolores convulsivos en el vientre, por lo general en distintos puntos, unidos a dolores lumbares. Las pacientes suelen quejarse de una menstruación especialmente dolorosa y de dolores en el pecho antes de la misma. En estos casos la cura con té de milenrama tiene muchas probabilidades de éxito siempre que se prolongue por varias semanas. Las propiedades espasmolíticas, los componentes antiinflamatorios (azulenógeno, camazuleno) y las características tonificantes de los principios amargos determinan una mejoría de estos dolores. Lo mismo sucede con todos los trastornos femeninos en el vientre, es necesario establecer primero un diagnóstico claro antes de comenzar el tratamiento. Hay que visitar asímismo al médico. Una vez seguros de que no se trata nada más que de los trastornos funcionales mencionados, la milenrama puede ser de utilidad y el médico no pondrá objeción a su empleo. Conviene recomendar al mismo tiempo un baño con esta planta ya sea parcial o total, pues ambos son igual de eficaces. En las farmacias venden ya extractos preparados o bien puede elaborarlos uno mismo. En cuanto a la medicina popular, se trata de una de las plantas preferidas por ésta. Se la utiliza también contra los dolores de cabeza, calambres nocturnos en las pantorrillas, los gusanos, el exceso de menstruación, la anemia, el flujo blanco de las muchachas jóvenes y como apósito en úlceras, hematomas y heridas con pus. Por último, una curiosidad es que antiguamente se utilizaba milenrama para la fabricación de la cerveza, en lugar de lúpulo.


9.- Empleo como condimento: En la preparación de los platos grasos (por ejemplo cordero asado, salchichas, etc) el uso de la milenrama como especia es solo regional. Es de sabor agradable y facilita la digestión. Las hojas jóvenes resultan excelentes para aderezar ensaladas, sopas, guisos y quesos blandos. En este último caso se las pica muy finas, en las ensaladas se las espolvorea por encima, y a las sopas y guisos se les añade un poco antes de servir. Constituyen un aderezo sano y refrescante.


10.- Utilización en homeopatía: La tintura homeopática "Milefolium" se prepara a partir de la planta fresca en flor y se utilizan las potencias primera a sexta (D1 a D6) para tratar los diversos tipos de hemorragia (pulmón, intestino, nariz, útero), los trastornos circulatorios, las varices y las irregularidades en el estómago, el intestino y el vientre.


11.- Recolección y preparación: Se recolecta la hierba en flor durante los meses de verano arrancándola y atándola después en manojos que se dejan secar en un lugar sombreado. Se separan las porciones de tallo demasiado grueso o lignificadas. En muchos lugares, por ejemplo en Suiza, se usan también las inflorescencias.


12.- Efectos secundarios: Hay personas alérgicas al contacto con esta planta o a los baños con la misma, a las que incluso el hecho de tumbarse en una pradera en la que crezca la planta les provoca exantemas. Estas personas tampoco suelen tolerar el té o el jugo de milenrama. Cuando se observan síntomas de este tipo hay que interrumpir de inmediato el tratamiento.


13.- Recetas:
Té de milenrama: Se vierte 1/4 de litro de agua hirviendo por encima de 2 cucharaditas llenas de la hierba y se cuela una vez transcurridos 15 minutos. Debe beberse a temperatura moderada entre 2 y 3 tazas al día.
Baño de milenrama: Se vierte 1 litro de agua hirviendo sobre 50 a 75 gramos de la planta, se deja reposar durante 20 minutos y luego se cuela. El líquido obtenido se añade al agua de baño.