Líquen de Islandia

LÍQUEN DE ISLANDIA

1.- Nombre científico: Cetraria islandica.


2.- Otros nombres comunes: Musgo de Islandia.


3.- Partes de la planta de uso médico: Toda la planta seca.


4.- Descripción de la planta: Alcanza una altura entre los 4 y los 12 cm y crece en forma bifurcada o muy ramificada. Los brotes miden de 5 a 20 mm de ancho, de tipo foliar y generalmente rizados. El color en la parte superior es verde oliva o pardusco, y en la inferior verde claro, pardo o a manchas blancas.


5.- Presencia: Tanto en las zonas montañosas como en las llanuras. Es uno de los líquenes más frecuentes en los brezales y en los bosques y se le encuentra practicamente en toda Europa, desde Escandinavia hasta España.


6.- Sustancias activas: Contiene gran número de ellas. Citaremos en primer lugar al mucílago, del que la planta llega a contener hasta un 70%. Vienen a continuación los ácidos liquénicos amargos que tienen un efecto antibiótico y tuberculostativo suave. Mencionamos también el ácido ursínico, del que se ha demostrado que es bactericida contra la tuberculosis. Por último no hay que olvidarse del contenido en yodo, enzimas, vitaminas A, B1 y B12, y sustancias aromáticas volátiles.


7.- Acción curativa y uso: Como planta mucilaginosa, el liquen de Islandia actúa como sedativo ya que los mucílagos recubren y calman las mucosas inflamadas en la boca y la faringe, el estómago y el intestino. Por esa misma razón se le utiliza en forma de té contra la tos irritativa, como gargarismo en la amigdalitis, como loción para las inflamaciones en la boca y las encías, y como tratamiento para las heridas. Los principios amargos actúan además como tonificantes sobre el estómago y el intestino, con lo cual activan el proceso digestivo y estimulan el apetito. Las sustancias antibióticas completan el cuadro de características de esta especie. Por sí solas apenas llegan a ser eficaces en el té, pero el conjunto de todas ellas hace de este liquen un remedio valiosísimo que por desgracia apenas es objeto de atenciones. El té preparado con él, es eficaz contra la tos irritante, la tos ferina, los trastornos gastrointestinales, la falta de apetito y los estados de agotamiento como secuela de enfermedades infecciosas. En todas las infusiones empleadas en el tratamiento de estos males, el liquen constituye una auténtica mejora como ingrediente. En cuanto a la medicina popular, se emplea esta planta desde el siglo XVII. En un primer plano de sus indicaciones se tienen las dolencias pulmonares y tos ferina. El té se administra además contra el acné persistente y otras impurezas de la piel con efectos satisfactorios.


8.- Consejo particular: El que enferma de bronquitis crónica, está aquejado de neumoconiosis o padede de un enfisema pulmonar, se ve sometido por las mañanas a violentos accesos de tos hasta que logra expulsar el mucus denso. A estos pacientes les recomendamos desde aquí que antes de levantarse se beban una taza preparada a partes iguales con fárfara y liquen de Islandia. Se ha demostrado que con ello se facilita la expectoración y que se reducen considerablemente los accesos de tos. El modo de prepararlo se indica más abajo.


9.- Utilización en homeopatía: "Cetraria" es el nombre que recibe el homeopático preparado con liquen de Islandia al tratar el tallo seco con alcohol de 60º. Esta tintura se utiliza contra la tos y la tos ferina, contra la pérdida del apetito y los trastornos gastrointestinales crónicos acompañados de diarrea permanente. Por desgracia la moderna homeopatía ha relegado un poco esta planta al olvido. Los conocimientos mas recientes adolecen de falta de interés y en la bibliografía especializada se cita a Cetraria sólo de modo marginal.


10.- Recolección y preparación: Se arranca toda la planta a finales del verano y en otoño, se la deja secar al aire, se la corta para añadirla a diversas infusiones y se preparan medicamentos con ella. Es importante que durante el secado no quede expuesta a la luz demasiado tiempo, pues esto daña a los principios activos que contiene.


11.- Efectos secundarios: Las sustancias que incluye dejan fuera del campo de lo posible cualquier efecto secundario. El liquen de Islandia puede utilizarse sin ningún inconveniente.


12.- Recetas:
Té de liquen de Islandia: Se añaden 2 cucharaditas de la planta a 1/4 de litro de agua fría, se calienta lentamente hasta llegar a la ebullición y se cuela acto seguido. Se bebe 1 taza entre 2 y 3 veces al día. Contra la tos se endulza con miel, pero en los demás casos se toma solo.
Infusión contra la tos ferina: Se recomienda una mezcla a partes iguales de liquen de Islandia y tomillo. Se vierte 1/4 de litro de agua hirviendo sobre 1 cucharada rasa de ambos componentes juntos. Se deja reposar por espacio de 5 minutos y se cuela a continuación. Debe tomarse 1 taza de 2 a 3 veces al día.