Judía

JUDÍA

1.- Nombre científico: Phaseolus vulgaris.


2.- Otros nombres comunes: Alubia, calbote, caparrón, faba, fesol, frijol, habichuela, kumanda, mongete, poroto.


3.- Partes de la planta de uso médico: La legumbre sin semillas.


4.- Descripción de la planta: En los huertos y en los cultivos extensivos se tienen diversas variedades a fin de lograr la hortaliza y la legumbre medicinal. No es necesario dar una descripción detallada porque las diversas variedades muestran flores de colorido vario, frutos de distintas longitudes, y hojas de formas diferentes. También varía el tamaño. La cáscara de todas las especies cultivadas se utiliza en medicina.


5.- Época de floración: Durante el verano.


6.- Presencia: Cultivada en lugares donde la luz del sol llegue al tallo de la planta, y a su vez no se pueda encharcar, puesto que la planta es muy sensible a la abundancia de agua. Admite gran variedad de suelos, pero donde mejor resultado da es en suelos no demasiado salinos.


7.- Sustancias activas: Albuminas, distintos aminoácidos, hidratos de carbono y numerosos minerales igual que en la cáscara de muchos frutos. Sin embargo, lo que hace médicamente irresistible a las legumbres es la presencia de glucoquininas. Son sustancias de acción similar a la insulina. Contienen además sustancias diuréticas y flavonas.


8.- Acción curativa y uso: El principal campo de acción radica en su efecto diurético, exacto, que también los medicamentos aprovechan. Es por dicho efecto, por lo que esta planta forma parte de los llamados tés depurativos de la sangre, que se utilizan en las curas de primavera y otoño. La vaina tiene propiedades reductoras del nivel de azúcar en la sangre, pero la diabetes es una enfermedad demasiado grave como para dejarla únicamente bajo el uso de esta planta medicinal, puesto que su efecto aunque existente, es reducido y la variabilidad del contenido de glucoquinina es muy grande. En la medicina popular se emplea a la judía desde tiempos antiguos. El té de esta planta se usa contra la retención de orina y la hidropesía, pero también contra los cálculos renales, nefritis, dolores de la vejiga, ciática y gota. Naturalmente se intenta también tratar la diabetes junto con hojas de arándano. Se la emplea también contra los eczemas y las impurezas de la piel.


9.- Recolección y preparación: Cuando los frutos (las legumbres) están totalmente maduros y casi estallan, es el momento de la recolección. Se quitan las semillas, que se utilizan como alimento, y se seca el resto al sol. Queda entonces en condiciones de empleo.


10.- Efectos secundarios: Se desconocen.


11.- Recetas:
Té de judía: Se añade una cucharada llena de las cáscaras cortadas de la legumbre a 1/4 de litro de agua fría. Se caliente hasta la ebullición y se cuece durante breve tiempo (de 3 a 5 minutos). Se cuela a continuación. Se bebe 1/4 de litro en 2 ó 3 veces diarias.
Mezcla para las curas de primavera y otoño: Se añaden dos cucharaditas de la siguiente mezcla a 1/4 de litro de agua fría. (20g de cáscara de judia, 10g de hoja de abedul, 5g de equiseto, 5g de milenrama y 5g de menta piperita). Acto seguido se lleva a ebullición calentándola lentamente, y por último se deja reposar durante 5 minutos y colarlo. Debe beberse 1 taza entre 2 y 3 veces diarias.