Hierba de la moneda

HIERBA DE LA MONEDA

1.- Nombre científico: Lysimachia nummularia.


2.- Otros nombres comunes: Monetaria, planta de la moneda.


3.- Partes de la planta de uso médico: Toda la hierba en floración con las raíces.


4.- Descripción de la planta: Se trata de una planta rastrera de 10 a 50 cm de largo. Suele echar raíces en los nudos. El tallo rara vez se ramifica, es de sección cuadrada y posee hojas opuestas, de forma circular o elíptica, de borde entero y pecíolo corto. Las flores pedunculadas son de color amarillo dorado, grandes en proporción a la planta y punteadas en el interior con glándulas de color rojo oscuro.


5.- Época de floración: Durante la primera mitad del verano.


6.- Presencia: Dado que es una planta necesitada de humedad, suele crecer en prados húmedos, acequias, vegetación marginal, herbazales y matorrales húmedos.


7.- Sustancias activas: Taninos, saponina, la enzima prinverasa y abundante cantidad de ácido silícico.


8.- Acción curativa y uso: La medicina académica no usa esta planta. Es la medicina popular quien la emplea contra la tos y los resfriados, debido a su contenido en taninos y saponina. También se la emplea contra el reuma y la gota, las diarreas, las hemorragias internas, el ardor de pecho y de pulmón. Se dice también que en forma de apósito es eficaz en las heridas, especialmente cuando supuran y muestran poca tendencia a cicatrizar. Para ésto último se utiliza la infusión preparada a partes iguales con manzanilla. No es recomendable colocar hojas frescas trituradas sobre las heridas abiertas debido al peligro que existe de infección. Por otra parte las flores y hojas trituradas secan y curan las úlceras y empapadas en vino son buenas contra la disentería y las hemorragias.


9.- Consejo particular: El té de fárfara es la bebida adecuada para los pacientes con tos que debido a una neumoconiosis o a un enfisema pulmonar experimentan grandes dificultades por las mañanas para eliminar las mucosidades. Buscando una planta medicinal que remedie esto, se aconseja la hierba de la moneda, que en muchos lugares sigue usándose contra la tos. Los componentes que contiene justifican este empleo y la saponina no perjudica a las hojas de fárfara. El éxito que se logra es bastante bueno. El modo de preparar la mezcla se explica en el apartado de recetas.


10.- Recolección y preparación: Debe recolectarse junto a las raíces durante la época de floración. Se les quita la tierra que llevan adherida y se seca la planta en un lugar aireado, preferentemente sin usar calor artificial.


11.- Efectos secundarios: No son de temer.


12.- Recetas:
- Té de Fárfara y hierba de la moneda: Se mezclan ambas hierbas en una proporción de 70% de la primera y 30% de la segunda. Se vierte 1/4 de litro de agua hirviendo sobre dos cucharaditas de la mezcla anterior, y se deja reposar hasta que tome la temperatura adecuada para poder beber la infusión. Se cuela entonces sin exprimir la planta. Debe beberse a sorbos y hacer gárgaras antes de tragarlo; 2 ó 3 tazas diarias. Solamente se endulzara con miel cuando no se vayan a hacer gárgaras.