Gordolobo

GORDOLOBO

1.- Nombre científico: Verbascum densiflorum.


2.- Otros nombres comunes: Anagálide acuática, barbasco, berula, casamo, engordalobo, friegaplatos, hierba de paño, hopo de zorra, jopo de zorra, moñigas de lobo, oreja de lobo, palo, pencas de verdelobo, rabasco, tripo, turciburci, verbasco.


3.- Partes de la planta de uso médico: Las flores.


4.- Descripción de la planta: Especie bienal que presenta en el primer año una gran roseta con hojas tormentosas y recias. De ella se origina más tarde un tallo que llega a alcanzar una altura de 1 a 3 m. Está recubierto de un tomento lanudo y lleva hojas sentadas. Estas pueden ser de borde entero (V. phlomoides) o entalladuras (V. densiflorum). Las flores de un vivo color amarillo, en número de 2 a 5 en largas inflorescencias con forma de vara, no abriéndose todas. Lo que suele suceder es que cada día se abran algunas, que acto seguido pierden su corola.


5.- Época de floración: Durante todo el verano.


6.- Presencia: Crece sobre todo en lugares soleados, prefiriendo pendientes pedregosas, matorrales, claros de bosque e incluso descampados. En ocasiones, algún ejemplar penetra en el huerto o el jardín, y habría que concederle entonces el derecho de asilo, a fin de poder recolectar sus hojas.


7.- Sustancias activas: El primer componente descubierto fue el mucílago. Poco después se encontraron saponina y un poco de aceite esencial. No obstante, éstos son los más importantes a pesar de que haya otros que seguramente no carecen de cierta eficacia.


8.- Acción curativa y uso: Las flores de gordolobo son un remedio contra la tos muy apreciado. El mucílago alivia la irritación y las saponinas disuelven las mucosidades adheridas a los bronquios, facilitando de esta manera la expectoración. Casi nunca se las emplea solas. Son siempre sólo un componente de diversos tés usados contra la tos, en los que junto a su indiscutible eficacia se considera también el efecto decorativo que proporcionan. A modo de muestra de los diversos tipos que se preparan indicamos mas abajo en la sección de recetas una procedente de la DAB 6 (la sexta edición de la Farmacopea Alemana). En cuanto a los tés para depurar la sangre y utilizados para las dolencias vesicales y renales, también se encuentra a veces el gordolobo, aunque en estos casos suele ser principalmente un elemento decorativo. En la medicina popular se emplea también esta planta contra la tos. Es muy frecuente contra los enfriamientos de tipo general mezclarlo a partes iguales con llanten menor. Se emplea la planta asímismo para los baños contra las hemorroides y el prurito senil, la diarrea y la enuresis nocturna. Por último, cabe mencionar un ungüento que se prepara macerando las flores con aceite de oliva. Se le utiliza contra el dolor de oídos, los forúnculos en el oído, los eczemas en los conductos auditivos y la supuración crónica del oído medio. La botella debe ser de cristal blanco. Se deja al aire libre durante 3 ó 4 semanas en un lugar que le de el sol, agitándola bien cada día. Se cuela pasado ese tiempo.


9.- Utilización en homeopatía: El homeopático "Verbascum thapsiforme" se utiliza contra la neuralgia del trigémino, el dolor de oídos, la ronquera, y la tos hueca. Se emplea también a veces en los casos de enuresis nocturna. Se recomiendan las potencias 1 a 3 (rara vez la tintura), siendo la dosis variable individualmente. Hay que administrar varias veces al día de 5 a 10 gotas, o bien 2 ó 3 veces diarías de 10 a 20 gotas.


10.- Recolección y preparación: Al recolectar, secar y guardar las flores, hay que poner gran cuidado ya que de lo contrario perderían sus dorados colores, se volverían de un tono pardo sucio y se disiparían gran parte de sus propiedades. El momento mas adecuado para proceder a la recolección es por la mañana temprano, inmediatamente después de que el sol haya evaporado el rocío. En este instante pueden recogerse fácilmente las flores, los pétalos y los estambres, lo cual resulta más difícil por la tarde. Con el fín de lograr un producto bueno, no deberá recolectarse el cáliz. El secado debe hacerse con ventilación y la temperatura no tiene que superar los 50º C. Inmediatamente finalizado el proceso, deben guardarse en recipientes bien cerrados para que no absorban la humedad del aire.


11.- Efectos secundarios: Si no se administran sobredosis, no son de temer.


12.- Recetas: