Fresno

FRESNO

1.- Nombre científico: Fraxinus excelsior.


2.- Otros nombres comunes: Fleja, fragino.


3.- Partes de la planta de uso médico: Los foliolos a los que se les quita el nervio central carente de valor.


4.- Descripción de la planta: El fresno crece como árbol, que alcanza hasta 30 m de alto, o como arbusto. Se le reconoce fácilmente por los brotes negros y las hojas pinnadas. Éstas se disponen en cruz en las ramas y poseen entre 7 y 13 foliolos. Se desarrollan después de la floración. Las flores, agrupadas en panículas, suelen carecer de cáliz y corola. Las anteras rojas son las que las hacen visibles. Los frutos que se desarrollan a partir de las flores cuelgan en haces del árbol y son alados.


5.- Época de floración: A mediados de la primavera.


6.- Presencia: En toda Europa salvo el norte de la península escandinava y ciertas zonas de la cuenca mediterránea.


7.- Sustancias activas: Rutina, quercitina y otros flavonoides, cumarina, principios amargos, resina, goma, taninos y aceite esencial.


8.- Acción curativa y uso: El té preparado con las hojas de fresno es ligeramente diurético y se utiliza contra la acumulación de agua en el cuerpo. Los riñones enfermos, que suelen estarlo con frecuencia debido a esa acumulación, vuelven a activarse suavemente sin irritaciones. Este té se utiliza especialmente en la medicina popular contra el reuma y la gota. Las hojas se incorporan asímismo con diversas infusiones para la limpieza de la sangre, puesto que se las atribuye un ligero efecto purgante.


9.- Recolección y preparación: Se recogen las flores cuando son jóvenes, aunque ya completamente desarrolladas. Los foliolos se separan del nervio central antes del secado. Este debe realizarse a la sombra. No deberá superarse la temperatura de 40º C.


10.- Efectos secundarios: No se conocen.


11.- Recetas: