Eufrasia

EUFRASIA

1.- Nombre científico: Euphrasia officinalis.


2.- Otros nombres comunes: No tiene.


3.- Partes de la planta de uso médico: Toda la planta (sin las raíces).


4.- Descripción de la planta: La eufrasia es un semiparásito que con sus fibras radicales suctoras absorbe las soluciones nutritivas ya preparadas que hay en las raíces de las hierbas vecinas. Describiremos aquí la especie más importante, a saber: Euphrasia officinalis. Esta planta anual alcanza una altura comprendida entre los 10 y 30 cm, está muy ramificada en su parte superior, es algo pilosa y tiene hojas sentadas ovoides que se disponen opuestas, son dentadas y llevan en el extremo de las ramas sobre la axila flores blancas o violeta pálido. Es muy llamativa la mancha amarilla que hay en el labio inferior trilobulado.


5.- Época de floración: Desde finales del verano hasta el otoño, dependiendo mucho del hábitat. En los lugares soleados también a principios del verano.


6.- Presencia: Pastizales, páramos, caminos, pero sobre todo en las pendientes secas y en los bosques claros de las regiones montañosas; originaria de toda Europa, pero en especial del centro y sur de Alemania, Italia, paises balcánicos y Rusia.


7.- Sustancias activas: Taninos, principios amargos, aceite esencial, resinas, un colorante azul, aucubina y glicósidos similares.


8.- Acción curativa y uso: A través de la experiencia en la medicina popular esta planta despertó el interés de los médicos que se veían obligados constantemente a corroborar las alabanzas que se hacían sobre ella. Esto es válido tanto para el uso externo de un té de eufrasia como para su empleo interno. El té actúa mediante apósitos en diversas oftalmías, especialmente en los casos de conjuntivitis y blefaritis. Incluso en las heridas producidas en los ojos y en las que son de temer úlceras corneales, la planta actúa como analgésica y curativa. En el tratamiento de orzuelos resulta eficaz un apósito caliente de té de eufrasia mezclado a partes iguales con manzanilla. En muchos colirios administrados contra la fatiga ocular, la fotofobia y el ardor de los párpados, se aprovecha el poder curativo de esta especie. El té de eufrasia, bebido con regularidad, apoya la acción de estos colirios. Se considera a esta droga también un buen expectorante cuando se observan expectoraciones mucosas unidas a tos con catarro y dolor de cabeza. También resulta un eficaz tonificante del estómago.


9.- Consejo particular: Entre todos los usos externos del té de eufrasia citados hasta el momento, ha dado muy buenos resultados una mezcla que incluye frutos de hinojo y flores de manzanilla. Aunque es la eufrasia la que desempeña el papel preponderante, las propiedades antiflogísticas de la manzanilla se ponen también de manifiesto. El hinojo (experiencia lograda en la medicina popular) fortalece y "aclara" los ojos y actúa también antisépticamente debido a su contenido en aceites esenciales. Otra observación realizada y que resulta sorprendente es su acción para modificar y fortalecer la constitución débil: es posible lograr un cambio en los niños (y también en los adultos) que suelen constiparse y que tosen con frecuencia, que padecen anginas y presentan en general poca resistencia, que muestran aversión a la luz y que a la mínima corriente de aire "les saltan las lágrimas" (se les llamaba antes niños escrofulosos). Se les lava por la mañana y por la noche con té de eufrasia y se les da además a beber (distribuido a lo largo del día) 1/4 de litro de ese té. Si se sigue esta cura con regularidad durante un espacio prolongado de tiempo desaparecen por completo estas dolencias.


10.- Utilización en homeopatía: El homeopático "Euphrasia officinalis" se emplea para el tratamiento de la oftalmía, así como para la artrosis, el reuma, la gota, los dolores de estómago y de próstata.


11.- Recolección y preparación: La parte aérea de la planta en floración se recoge al comienzo de ésta, se la ata en haces y se la cuelga en un local aireado y en sombra para que se seque, guardándose después la hierba seca en recipientes bien cerrados. La humedad echa a perder la droga.


12.- Efectos secundarios: No son de temer.


13.- Recetas: