Espliego

ESPLIEGO

1.- Nombre científico: Lavándula angustifolia.


2.- Otros nombres comunes: Alfazema, alhucema, lavanda, tuma.


3.- Partes de la planta de uso médico: Las flores y el aceite esencial obtenido a partir de ellas.


4.- Descripción de la planta: El espliego alcanza una altura de medio metro. Los tallos erguidos de este semiarbusto van cubiertos, con disposición opuesta, de hojas lineales o lanceoladas, de borde entero y color verdigris. Se enrrollan en los bordes y las inferiores son tormentosas, tanto por el haz como por el envés. Las flores de color violeta se agrupan en verticilos que forman espigas ininterrumpidas. Cada uno de estos falso verticilos consta de 6 a 10 flores.


5.- Época de floración: Durante el verano.


6.- Presencia: Es una especie originaria del Mediterráneo Occidental. En Centroeuropa se la cultiva en jardines, de los que en ocasiones salta para asilvestrarse. Las plantas utilizadas en medicina proceden de cultivos.


7.- Sustancias activas: El aceite esencial de las flores, que desprenden un agradable aroma a su alrededor, es el principal componente de esta especie. Deben citarse también los taninos que lleva.


8.- Acción curativa y uso: Las flores de espliego actúan sedando el sistema nervioso central y el de las vías pulmonares. El contenido en taninos confiere a esta planta sus propiedades antidiarréicas, en especial en los casos en los que se presentan secundariamente fenómenos fermentativos. El té rara vez se prepara sólo con las hojas de espliego, sino que se hacen infusiones mixtas para que actúen como somníferas y sedantes de los nervios. La llamada distonía vegetativa es en la actualidad uno de los principales campos de aplicación del espliego, que se usa con más frecuencia en forma de baño que de té. Para ello hay que añadir 50 g de flores a 1 litro de agua, llevarlo a ebullición y colar, para posteriormente añadir dicho líquido al agua del baño. Este baño sienta especialmente bien a las personas hipotónicas (con presión sanguínea excesivamente baja), refrescándolas. Sirve también para calmar y relajar a las personas excitadas. Citaremos por último el alcohol de espliego, especialidad que se adquiere en farmacias. Se le utiliza frecuentemente como linimento contra el reuma. En cuanto a la medicina popular las principales indicaciones son las siguientes: falta de apetito, opresión sanguínea en la cabeza, flatulencia, cólicos, naúseas, mareos, desmayos, jaqueca, dolores de cabeza, palpitaciones, nervios, ictericia, trastornos en el hígado y el bazo, hidropesía inicial, parálisis, dolores en los miembros, reuma y gota.


9.- Recolección y preparación: Debe comenzarse en el mismo momento en que se abren por completo las flores. Se cortan los ramillos florígeros, se les cuelga para que se sequen y se desprenden después las flores. El aceite esencial se obtiene por destilación hídrica.


10.- Efectos secundarios: Las flores de espliego pueden utilizarse sin miedo alguno. Sin embargo, en el uso interno del aceite hay que tener cuidado. En dosis grandes (a partir de 1 gramo) pueden producirse además de irritaciones gastrointestinales, somnolencia y alteraciones en la consciencia.


11.- Recetas: