Enebro

ENEBRO

1.- Nombre científico: Juniperus communis.


2.- Otros nombres comunes: Archenas, junípero.


3.- Partes de la planta de uso médico: Los frutos y el aceite esencial que se obtiene de ellos.


4.- Descripción de la planta: El enebro puede ser un arbusto postrado o bien adquirir el porte de un arbol columnar de mayor tamaño. Las hojas de 1 cm de largo, aciculares, rígidas y afiladas, se agrupan en verticilos de tres, más raramente cuatro. Las flores son de sexos separados: las masculinas y las femeninas aparecen en ejemplares distintos. Poco aparentes y de color verdoso pasan desapercibidas. Después de la fecundación, los frutos de tipo baya (pues botánicamente son piñas) maduran, siendo necesarios 3 años para alcanzar el completo estado de madurez. Son entonces redondas, de color negro azulado y con un diámetro de 5 a 8 mm. La triple hendidura que llevan recuerda que se trata de piñas.


5.- Época de floración: Durante la primavera.


6.- Presencia: Laderas, brezales y turberas, sotobosque y cañadas.


7.- Sustancias activas: El principio activo del enebro es el aceite esencial.


8.- Acción curativa y uso: Los frutos son diuréticos. Actúan directamente sobre el tejido renal por lo cual, debido a su efecto irritante, solamente pueden tratarse los pacientes que tienen sanos los riñones y en cualquier caso durante períodos de tiempo no demasiado largos. Además del efecto diurético los frutos del enebro influyen favorablemente contra las dolencias reumáticas. La cura se comienza masticando y tragando un fruto 3 veces al día, que se aumenta después en un fruto más cada día hasta que se tomen 20 distribuidos en 3 veces, volviendo después a reducir esa cantidad hasta finalizar la cura al llegar a los 3 frutos diarios. El aceite de enebro forma asímismo parte de numerosas lociones antirreumáticas en forma líquida o como pomadas. Se le emplea también para hacer inhalaciones contra la bronquitis. En cuando a la medicina popular desempeña un papel muy especial. Se utilizan las bayas como estimulante del apetito y el té contra la tos, para eliminar agua, en las diarreas pestilentes, contra la flatulencia, dolencias biliares y hepáticas, y enfermedades reumáticas en sentido amplio. Además con las bayas se prepara un alcohol de enebro que tiene uso interno y externo. Los métodos de preparación suelen basarse en crónicas antiguas y muestran grandes diferencias entre sí, especialmente en lo referente a los grados del alcohol. Este alcohol se utiliza para hacer fricciones, o en uso interno para el tratamiento de los males anteriormente citados.


9.- Empleo como condimento: Las bayas son una especie muy apreciada que hace más digerible los platos. El "chucrút", ya de por sí sano, mejora cuando se le adereza con enebro, y lo mismo sucede con todas las salsas fuertes y muchos platos de carne. Los frutos se les cuece conjuntamente con los alimentos o se incorporan aplastados. Hay que tener algo en cuenta: no debe condimentarse en exceso. Como valor indicativo diremos que 3 bayas enteras o 2 aplastadas son suficientes por cada persona.


10.- Recolección y preparación: Debido a las hojas punzantes, la recogida de frutos es una tarea laboriosa, por lo que se emplean otros métodos. Se extienden paños en el suelo y se golpean las bayas maduras. Después se retiran los trozos de ramas y las hojas secas caídas, y se secan los frutos en un lugar ventilado. La época de la recolección es durante el primer mes del otoño.


11.- Efectos secundarios: En los casos de enfermedades renales, no deberá utilizarse el enebro en ninguna de sus formas. Solamente el aceite puede emplearse externamente, pero incluso entonces muy diluido. Las embarazadas no deben usar el enebro ni sus preparados, y en ningún caso se las podrá tratar con aceite de enebro.


12.- Recetas: