Convalaria

CONVALARIA

1.- Nombre científico: Convallaria majalis.


2.- Otros nombres comunes: Lirio convalio, lirio de Nuestra Señora, lirio de los valles, lirio salvaje, lágrimas de Salomón, muguete.


3.- Partes de la planta de uso médico: Las hojas.


4.- Descripción de la planta: Lo más vistoso que se ve al localizar la planta son las grandes hojas ovales o lanceoladas, de color verde oscuro, de mas de 10 cm de largo y unos 5 cm de ancho. Surgen de un rizoma pardusco o blanquecino que transcurre en horizontal por el suelo, y se caracterizan por un nervio central resaltado y muchos otros laterales que van paralelos. Cada dos de ellas rodean a un conjunto de flores acampanadas y de color blanco que llevan un borde de seis puntas. Esta inflorescencia es un racimo dirigido hacia un lado; tras la maduración produce bayas esféricas de color rojo intenso.


5.- Época de floración: A finales de la primavera y principio del verano.


6.- Presencia: Sobre todo en robledales y hayedos, más raramente en cañadas. Presente en Europa Central, Meridional y Oriental, también en Norteamérica.


7.- Sustancias activas: Glucósidos cardíacos de acción similar a la del digital. Su cantidad y proporciones depende en gran medida del lugar. Hay también saponinas, asparraguina y ácido quelidónico.


8.- Acción curativa y uso: Esta planta prácticamente no se utiliza en la actualidad como tal, pero son numerosos los preparados galénicos de ella que se cuentan entre los medicamentos más importantes para el tratamiento de cardiopatías crónicas, la debilidad cardíaca después de las infecciones, los trastornos en la transmisión de impulsos y muchas otras dolencias cardiocirculatorias, incluso de tipo nervioso. Se trata de una planta con mucha toxicidad, por lo que debe excluirse de cualquier automedicación. Digamos a modo informativo que en la medicina popular se la utiliza en forma de té para eliminar líquidos del cuerpo y como depurador de la sangre. Hubo un tiempo en el que su importancia fue tan grande que se creía poder tratar con ella todas las enfermedades. De esa creencia ha quedado algo en la medicina popular. Se intenta emplearla sobre todo contra la apoplejia y la epilepsia.


9.- Utilización en homeopatía: El homeopático "Convallaria" se prepara con toda la planta en fresco, cuando está en flor. Se administra sobre todo para los trastornos cardíacos de índole nerviosa, utilizando la segunda potencia con la dosis conveniente de 5 a 10 gotas entre 2 y 3 veces al día. Para la insuficiencia cardíaca, en especial la disminución de la actividad del corazón, o la llamada cardiohidropesía se utiliza también la tintura.


10.- Efectos secundarios: Con el uso de los preparados de esta planta medicinal (administrada bajo control médico) y a las dosis correctas de los productos homeopáticos, no son de temer efectos secundarios. De lo contrario los componentes de la convalaria, que se encuentran en todas las partes de la planta son tóxicos mortales


11.- Recetas: