Coclearia

COCLEARIA

1.- Nombre científico: Cochlearia officinalis.


2.- Otros nombres comunes: Cuchareta, hierba de las cucharas, hierba del escorbuto.


3.- Partes de la planta de uso médico: Toda la hierba fresca, pero sobre todo las hojas.


4.- Descripción de la planta: Especie bienal perenne que alcanza una altura comprendida entre 15 y 30 cm y posee un tallo blando y con pocas hojas, que en la parte inferior son largamente pecioladas y ovaladas, mientras que en la base son sentadas y acorazonadas. En la región mediana tienen el pecíolo corto y en la superior son acuminadas.


5.- Época de floración: En el último mes de la primavera y el primero del verano.


6.- Presencia: Ya que la coclearia es un halófito típico, no se la encuentra en todos sitios hallándose de forma ocasional en lugares de pantanos salinos.


7.- Sustancias activas: Glucococlearina (un glicósido), isotiocianato, principios amargos, minerales, taninos y mucha vitamina C. En la hierba fresca hay aproximadamente entre un 0.2 y un 0.3% de aceites esenciales.


8.- Acción curativa y uso: En donde crece se la cultiva tanto para fines culinarios como medicinales. Lo primero debido a su sabor refrescante y a la vitamina C, que resulta especialmente apreciado en primavera para rechazar las infecciones y como complemento necesario al alimento pobre en vitaminas. Se utliza como medicamento contra el estreñimiento, la falta de apetito, las alteraciones en el flujo de bilis y para activar el hígado. Se prefiere la planta en fresco o el zumo obtenido de ella. Su influencia sobre el metabolismo, que justifica su utilización incluso contra los dolores reumáticos y la gota, es similar al de las hojas de taraxacón. Se aprovecha también el efecto hiperémico de esta especie. Su uso antiguo contra el tos y el asma ya no es corriente.


9.- Recolección y preparación: La hierba fresca debe recogerse antes de la floración, porque es en ese momento cuando la composición de sus elementos es óptima. Las flores blancas son típicas crucíferas y desprenden un aroma agradable. Si se estrujan las hojas o el tallo da un olor intenso parecido al de la mostaza. El sabor es fuerte y recuerda a los berros.


10.- Efectos secundarios: Prescindiendo de las posibles alteraciones que puede ocasionar la utilización del aceite esencial puro, que no debe hacerse sin más, no son de temer efectos secundarios.


11.- Recetas: