Cardo corredor

CARDO CORREDOR

1.- Nombre científico: Eryngium campestre.


2.- Otros nombres comunes: Abrojo, argollón, barba cabruna, cabezuela, carborricuno, cardacuca, cardenca, carderol, cardo borriquero, cardo burral, cardo cuco, cardo de carracuca, cardo de la estrella, cardo de las setas, cardo de las vacas, cardo de sombrilla, cardo estelado, cardo lechero, cardo macho, cardo morisco, cardo panical, cardo perrero, cardo rodador, cardo setero, cardo ventero, cardo virgen, cardo volador, carlincho, ceñiglo, ciencabezas, corredor, corremundos, eringio, escardencha, galoja, gardincha, mancaperros, panicardo, picos de la Virgen, pincho setero, quitaveneno, rodano, sanguinaria mayor, selero, sombrilla, trabalón.


3.- Partes de la planta de uso médico: La raíz.


4.- Descripción de la planta: Arbusto vivaz de tallo erguido y con surcos que posee hojas con lóbulos espinosos y que tienen pecíolo corto o son sentadas. Las cabezuelas, de numerosas flores, están rodeadas de brácteas que acaban en espina. Los pétalos de las flores blancas o verdigrises son afilados y se estrechan en una espina alargada. La planta se fija al suelo por medio de un grueso rizoma lignificado de color marrón.


5.- Época de floración: Durante todo el verano.


6.- Presencia: Es probable que esta planta sea originaria de los países balcánicos, del sur de Siberia y del norte de África. Pero con mayor o menor frecuencia aparece también en toda Europa en prados pobres, descampados, taludes arenosos y bordes de caminos.


7.- Sustancias activas: Saponinas, aceite esencial, algo de tanino, vestigios de un alcaloide y ácidos málico, cítrico, malónico, oxálico y glicólico.


8.- Acción curativa y uso: Partiendo de los elementos constituyentes, puede utilizarse la planta contra la bronquitis acompañada de mucosidades viscosas. Posee también acción diurética y es eficaz como infusión contra la tos, la retención de orina y las curas de primavera y de otoño.
Son pocas las plantas medicinales con un pasado tan glorioso como el cardo corredor. Según la leyenda, la poetisa Safo la utilizó como afrodisiaco. En la antigüedad esto era una creencia muy extendida. Gozaba también de mucho aprecio para regular la menstruación y en trastornos gástricos, creyéndose también que actuaba como medida preventiva contra las enfermedades infecciosas. Durante la Edad Media se amplió su campo de actividades y se consideraban como indicaciones las siguientes: enfermedades del pecho, escorbuto (inflamación de la mucosa bucal y de las encías, y también desaparición de éstas), ictericia, tuberculosis y afecciones cutáneas. La medicina popular las ha admitido todas aunque sin espíritu crítico como sucede frecuentemente.


9.- Recolección y preparación: El rizoma es la parte que se recolecta, en primavera y otoño. Se le seca al aire después de haberlo partido por la mitad.


10.- Efectos secundarios: Se desconocen.


11.- Recetas: