Boj

BOJ

1.- Nombre científico: Buxus sempervirens..


2.- Otros nombres comunes: Alarquez, arrayán, box, bucho, bujarro, corona, sargatillo.


3.- Partes de la planta de uso médico: Las hojas.


4.- Descripción de la planta: El boj es un arbusto de crecimiento lento que rara vez alcanza una altura superior al metro. Se fija al terreno con una raíz muy vigorosa. Las ramas erguidas, cortas y gruesas, son pilosas en estado juvenil, y mas tarde lisas, de color verde oliva y cubiertas de muchas hojas. Éstas son opuestas, brevemente pecioladas, de forma redondeada o elíptico-alargadas, siempre verdes, correosas, por el haz brillantes y de color oscuro y pálido mate por el envés. Las flores se disponen arracimadas, agrupadas en la axila de las hojas, son de pequeño tamaño y de color blanco amarillento.


5.- Época de floración: Durante la primera parte de la primavera.


6.- Presencia: Hoy día es raro encontrarlo en estado silvestre, pero es frecuente en cementerios, jardines y aparcamientos al aire libre.


7.- Sustancias activas: En los últimos años se han aislado numerosos alcaloides; son probablemente los activos más importantes. Junto a ellos hay taninos y algo de aceite esencial.


8.- Acción curativa y uso: Los alcaloides actúan al principio como estimulantes, pero después como inhibidores haciendo disminuir la presión sanguínea. Ha caído en olvido su empleo contra las dolencias venosas y como remedio contra la fiebre, como purgante y antirreumático; la investigación moderna sobre plantas medicinales se ha ocupado poco de esta especie, aunque dadas las sustancias que contiene son de preveer interesantes campos de aplicación. En la medicina popular se utiliza un té preparado con sus hojas que se emplea contra la fiebre, el reúma y como purgante.


9.- Efectos secundarios: El boj es venenoso. Tras una estimulación inicial puede producirse la muerte por parálisis respiratoria. Los síntomas de intoxicación son vómitos, dolores de vientre, temblor, mareos y espasmos, seguidos de la paralización de las vías respiratorias. En caso de envenenamiento hay que proceder de inmediato a un lavado de estómago y llamar urgentemente al médico.