Berro de prado

BERRO DE PRADO

1.- Nombre científico: Cardamine pratensis..


2.- Otros nombres comunes: Agrión de prado, cardamina, mastuerzo de prado.


3.- Partes de la planta de uso médico: La hierba fresca o seca.


4.- Descripción de la planta: Es una especie que casi todo el mundo conoce pues adorna en primavera los prados (aunque muy efímeramente) y es de las primeras que se recolecta como flor decorativa. Se trata de una planta vivaz que alcanza una altura de 20 a 30 cm. El tallo es erguido, hueco, redondo y sin pelos. Las hojas largamente pecioladas de la roseta basal están formadas por foliolos impares de forma ovalada o redonda. Las hojas del tallo son escasas. Las flores se agrupan en inflorescencias en forma de cima que constan de 8 a 20 unidades. Son de color lila, y mas raramente blanco o violeta. Los pétalos muestran nervios más oscuros muy llamativos. Es frecuente encontrar en los tallos una espuma parecida a la saliva, que procede de una cigarra cuyas larvas viven en esta planta.


5.- Época de floración: Durante toda la primavera.


6.- Presencia: En praderas ácidas y en ocasiones también en huertos y jardines.


7.- Sustancias activas: Glucósidos de aceite de mostaza, principios amargos, vitamina C.


8.- Acción curativa y uso: Se emplea igual que el berro común: como terapia estimulante no específica en forma de curas de primavera, generalmente como ensalada. Por lo general no suele diferenciarse entre el berro común y el de prado, y lo mismo sucedia ya en la antigüedad. La medicina académica ya no tiene hoy en día nada que objetar contra el uso de la planta fresca como depurativo de la sangre, ya que se sabe que los glucósidos del aceite de mostaza ejercen una acción favorable sobre las glándulas (hígado y riñones).
Junto con el taraxacón, la acedera y el berro común, el berro de prado ocupa un puesto relevante en lo que se refiere a curas de primavera por su acción tonificante usado en fresco en ensaladas. Se le puede preparar según recetas antiguas o modernas y estimula sobremanera la actividad de las glándulas corporales, lo cual incrementa sin duda el bienestar.


9.- Recolección y preparación: Ya sea para utilizar la planta en fresco o seca, la recolección debe hacerse al comienzo de la época de floración. El secado se realiza con la planta atada en gavillas y en un lugar sombreado.


10.- Efectos secundarios: Deben evitarse las cantidades excesivas de la hierba fresca. En tales casos son posibles la aparición de irritaciones en el estómago y riñones.


11.- Recetas: