Belladona

BELLADONA

1.- Nombre científico: Atropa belladonna..


2.- Otros nombres comunes: Belladama, botón negro, guinda de la costa, solano furioso, tabaco borde.


3.- Partes de la planta de uso médico: Toda la hierba, pero principalmente las hojas y la raíz.


4.- Descripción de la planta: De la raíz columnar muy larga de la planta se desarrollan anualmente varios tallos erguidos y muy ramificados, que llegan a alcanzar una altura de 1.50 m. Llevan hojas grandes y otras mas pequeñas, agrupándose por parejas opuestas en la parte superior de los tallos. Entre ellas se encuentran las flores aisladas y de largo pedúnculo, colgantes, de color violeta pardusco por fuera y amarillo sucio por dentro con venas rojas. Los frutos maduros son del tamaño de una cereza, de color negro brillante.


5.- Época de floración: Durante todo el verano.


6.- Presencia: Prefiere suelos calizos y de roca primitiva. Crece en bosquetes de Europa y Asia Menor.


7.- Sustancias activas: Atropina, hiosciamina, escopolamina y diversos alcaloides accesorios.


8.- Acción curativa y uso: Se trata de una planta medicinal muy importante que resulta imprescindible en manos del médico, sobre todo en forma de preparados (extractos y tinturas), para el tratamiento de los trastornos gástricos que van acompañados de convulsiones. Los médicos prescriben también preparados con belladona contra el asma bronquial y diversas neuralgias, y en oftalomología se utiliza la atropina pura.
En cuanto a la medicina popular hoy en día se prescinde de esta planta, debido a su peligrosidad, aunque antiguamente se utilizaba en forma de extractos, concentrados mezclados con vino o zumos, para diversas dolencias, tanto interna como externamente. La hierba desmenuzada se empleaba contra las úlceras y los abscesos, la inflamación del estómago y del hígado y para apagar los ardores. En la edad media se preparaba una pomada con belladona que se empleaba en los procesos de brujería. Al frotar con ella a las víctimas, los principios activos llegaban a la sangre y desencadenaban alucinaciones, de manera que las víctimas declaraban bajo los efectos de la tortura todo lo que querían de ellas. Resulta curioso que no se dispongan noticias de la antigüedad sobre el uso de la belladona, a pesar de que seguramente ya conocían el efecto tóxico de ésta planta. Hasta los recetarios medievales no se encuentran noticias de esta especie.


9.- Utilización en homeopatía: El homeopático "Belladonna" se prepara con la planta entera en fresco. Suelen utilizarse las diluciones D3 a D4 en los estados convulsivos de los órganos huecos, contra el asma, las úlceras gástricas y los cólicos. La belladona se usa también contra los dolores del período, diversas neuralgias e incluso gota.


10.- Efectos secundarios: Los síntomas de intoxicación son sequedad en la boca, picor de garganta con dificultad al tragar, sensación de sed, vómitos, dolor de cabeza y mareos. Siguen delirios con accesos furiosos y convulsiones hasta que al cabo de 3 a 15 horas sobreviene la muerte. Un signo muy llamativo son las pupilas dilatadas, que señalan de modo temprano la intoxicación con esta planta. Por lo tanto la belladona es una especie venenosa mortal y no debe ser recolectada ni utilizada por los profanos. Las toxinas se encuentran en todas las partes de la planta y para los niños resultan especialmente peligrosas las bayas, que no saben mal, pero son suficientes unas pocas para causar la muerte.


11.- Recetas: