Ásaro

ÁSARO

1.- Nombre científico: Asarum europaeum..


2.- Otros nombres comunes: Asarabácara, aserina, oreja de fraile.


3.- Partes de la planta de uso médico: El rizoma. En la medicina popular también las hojas frescas.


4.- Descripción de la planta: Destaca por sus hojas arriñonadas perdurantes durante el invierno, brillantes en su superficie como un espejo, y dotadas de largos peciolos. Crecen en primavera de un tallo corto que surge de un rizoma reptante y ramificado provisto de hojas de tipo escamoso. El tallo es algo piloso, lo mismo que toda la planta en su estado juvenil. En las axilas de dos hojas surge una flor poco aparente, campanuliforme, de color rojo pardo y algo postrada.


5.- Época de floración: En plena primavera.


6.- Presencia: El que conoce la planta se dará cuenta de que es muy frecuente. Crece algo oculta en matorrales, bosques caducifolios y umbrías, pero en ocasiones aparece también en vallas y en los linderos de los bosques.


7.- Sustancias activas: Aceites esenciales, taninos, una sustancia similar al alcanfor (asarón), azúcar, resinas y almidón. En las condiciones de exigencias actuales hay que decir que estas sustancias han sido poco estudiadas.


8.- Acción curativa y uso: Aunque el ásaro sigue siendo oficinal en Suiza, los médicos apenas nunca lo utilizan. Tampoco es aconsejable que el aficionado utilice esta planta. En un primer plano de su acción se tiene las propiedades estimulantes del vómito. Pero hay otros remedios mas inofensivos, cuando se quiere vaciar el estómago, por ejemplo una solución de sal común (1 ó 2 cucharadas en un vaso de agua caliente).
Es una de las plantas medicinales mas antiguas que conocemos. En la antigüedad se la utilizaba contra la hidropesía, la ciática, la menstruación insuficiente y como purgante. Los romanos llevaron sus conocimientos sobre esta especie mas allá de los Alpes. Podemos leer sobre ella tanto en "Capitulare de villis" de Carlomagno y Ludovico el Pío, como en "Physika", de la abadesa Hildegarda de Bingen y en Alberto Magno. Los herbolarios posteriores de Fuchs (Basilea, 1543), Matthious (Praga, 1563) y otros autores, citan como indicaciones la hidropesía, el estreñimiento, la tos, el dolor de cabeza y los dolores de la menstruación. Esto coincide con lo recomendado hoy día por la medicina popular. Para regenerar a los alcohólicos se les mezclaba un extracto de ásaro con la bebida. Produce malestar y provoca el vómito.


9.- Utilización en homeopatía: La homeopatía prepara una tintura a partir del rizoma fresco contra los orgasmos nocturnos, el agotamiento nervioso y las manos heladas


10.- Efectos secundarios: Toda planta que se cuente entre las venenosas no deberían utilizarse nunca por los profanos, por mucho que se la cuente entre las especies medicinales más antiguas. Con el ásaro hay que considerar la posibilidad de que se produzcan daños en el intestino, la bilis, el hígado y los riñones.


11.- Recetas: