Alholva

ALHOLVA

1.- Nombre científico: Trigonella foenum-graecum.


2.- Otros nombres comunes: No tiene.


3.- Partes de la planta de uso médico: Las semillas.


4.- Descripción de la planta: Es una papilonácea de olor muy intenso. Especie anual que se fija al terreno con una vigorosa raíz columnar que echa un vástago que alcanza una altura de unos 60 cm. Pero es también frecuente que los brotes queden rastreros sobre el suelo. El tallo es redondo y se ramifica solamente en su parte superior. Las hojas en forma de trébol se agrupan de tres en tres. Las flores amarillas o blanco amarillentas son aisladas o se disponen por parejas en las axilas de las hojas. El fruto llega a media 10 cm de largo, tiene aspecto de sable y produce entre 5 y 20 semillas.


5.- Época de floración: Al final de la primavera.


6.- Presencia: Esta especie vive en estado silvestre desde el Mediterráneo hasta Asia Central, aunque es cultivada al norte de los Alpes, si bien raramente. El cultivo es posible y para ello hay que sembrar las semillas en hileras separadas unos 20 cm para que las plantas puedan desarrollarse perfectamente.


7.- Sustancias activas: Mucílagos, aceites grasos, proteínas, sustancias aromáticas, hierro orgánico, compuesto de fósforo, algo de saponina, trigonelina, amida del ácido nicotínico y colina; todos estos productos participan en los efectos que tiene la planta.


8.- Acción curativa y uso: Son múltiples las aplicaciones y también discutidas en muchos puntos. En uso externo se emplean las semillas de modo similar a las de lino para reblandecer furúnculos y carbuncos, para lo cual se aplican apósitos calientes. Estos apósitos dan muy buenos resultados especialmente con los panadizos y los flemones, y también con las úlceras varicosas de las piernas (las llamadas "piernas abiertas"). Se emplea también esta especie, administrada a cucharadas varias veces al día, como tonificante. Para estimular los movimientos peristálticos del intestino se recomienda igualmente tomar las semillas molidas y mezcladas con compota o similar. Se discute si es eficaz contra la tos. Según parece, el antiguo uso de esta droga para la diabetes tiene un fondo real pues se ha descubierto una sustancia (la glucoquinina) que contribuye a ello.
Todo lo dicho hasta ahora es válido también en la medicina popular. Las semillas se emplean, además, para estimular la secreción láctea, y suelen administrarse en forma de té a las personas ancianas aquejadas de tos crónica. Con dicha infusión pueden bañarse asímismo las manos y los pies para eliminar el sudor.


9.- Empleo como condimento: Ya que las semillas de alholva molidas desprenden un olor muy intenso y se las atribuyen fuerzas estimulantes y tonificantes para el estómago, en muchos lugares se ha introducido esta planta como condimento. Sin embargo nunca ha dado buenos resultados porque se cometía el mismo error, consistente en condimentar en exceso (lo mismo que con la nuez moscada). En las numerosas mezclas agrupadas bajo la denominación de "curry" se incluye a esta especie. Las otras especies impiden que predomine. Sin embargo en el auténtico curry no participa esta planta.


10.- Recolección y preparación: Las semillas se secan para fines medicinales.


11.- Efectos secundarios: Se desconocen efectos perjudiciales.


12.- Recetas:
Té de alholva: Se añaden 2 cucharadas llenas de las semillas molidas a 1/4 de litro de agua, se deja reposar por espacio de unas 3 horas, se da un breve hervor, se cuela de inmediato y se bebe moderadamente caliente. En el caso de la tos, la miel refuerza la acción. Con este té pueden bañarse asímismo las manos y los pies para eliminar el sudor.
Apósitos con alholva: Se mezclan 100 gramos de semillas con un poco de agua y se cuece hasta obtener una papilla. Se la extiende después en forma de una capa gruesa sobre un paño que se colocará en la zona a tratar. Hay que renovar los vendajes 3 ó 4 veces diarias. La utilización de vinagre en lugar de agua en la preparación intensifica su efecto.